1 nov. 2011

El amor es la guerra perdida entre el sexo y la risa;

No me preguntes cómo sucedió o si será cierto, tal vez no; solo sé que ahora estoy aquí y no hago otra cosa que pensar en ti. ME RESULTA UN TANTO PELIGROSO, pero qué decirte de lo hermoso, sobrepasa cada pensamiento inevitale como mi aliento. Por eso llévame contigo a donde vayas que sin ti mi brújula me falla, llévame contigo a donde sea; CONTRA VIENTOS Y MAREAS. Y va más allá del bien y el mal, no hay cosa que se le pueda comparar y qué puedo hacer si ha sido así, yo sin ti ya no puedo vivir. Y qué puedo hacer? Si así son las cosas del querer y no busques razón cuando va mandando el corazón, y NO HAY QUIEN PUEDA DECIRLE QUE NO, está ciego igual que yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario