13 dic. 2011

Si te extraño no es extraño, si me caigo es por vos.

  • No me despiertes cuando vengas y no me hables al oído; YA NO ME SIRVEN TUS PALABRAS, apagué el sueño demasiado temprano. Dejé una carta en la mesa con muy poca lucidez pero EL AMOR NO SE OLVIDA; TODA MI VIDA RENDIDA A TUS PIES. Hay momentos que no recuerdo, hay momentos que no puedo olvidar, hay momentos que por las madrugadas me arrepiento y empiezo a temblar. Cinco segundos de gracia y MIL HORAS SIN RAZÓN, sequé mis lágrimas en espejos fríos y soy la sombra de ayer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario